sábado, 4 de enero de 2014

La censura parece estar de moda

Son las cinco de la mañana y estoy constantemente revisando el calendario. Mis ojos reciben una información que mi cerebro no procesa como válida. Debe haber un error. En mi celular, computadora y donde quiera que consulto la fecha me encuentro con el dato de que estamos transcurriendo los primeros días de enero de 2014. Algo no está bien con eso. Hace dos días, dos periodistas perdieron su trabajo de forma totalmente sospechosa de uno de los delitos más graves que puede cometer una persona a la otra en democracia: CENSURA.

A principios de diciembre, mientras algunas ciudades del interior ardían literalmente, en el centro de gobierno ubicado en la Capital Federal, la "Presidenta de todos los argentinos, la Doctora Cristina Fernandez" estaba tocando el bombo y bailando alegre. Se lo merece... porque dentro de poco se le va a acabar el baile.

La gente no olvida, estamos a 30 años de uno de los sucesos más trascendentales de nuestra historia como Estado, con mayúscula. Hace treinta años, los argentinos decidieron cerrar una de las páginas más sangrientas e ilógicas de nuestra historia, aquel golpe cívico-militar.

Repito: Ciudades en llamas, miles de personas sufriendo saqueos y policías acuartelados. La respuesta del gobierno fue la de siempre: otra choripaneada militante con show incluído. All in one.
Estoy escuchando, a modo de sadismo, la canción titulada "En el País de la Libertad" de León Gieco, otrora cantautor sobre temas sociales. Hoy, podríamos considerarlo como vendehumo. Quiero vivir en ese país que detalla en la canción. O que nuestro Estado alcance ese estado (sic).

Espero que todos hayan podido brindar y abrazar seres queridos en el brindis de año nuevo. De paso, les deseo un hermoso 2014, y les agradezco por leer estas palabras. Tengo proyecciones a corto, mediano y largo plazo, y por supuesto, como cada comienzo, todo es positivo, al menos en la previa. Arranca el año... y ya tenemos dos despidos. El primero es el que sufrió el locutor (perdón, ex) de Radio 10 llamado Gustavo Mura (mirá acá y acá). El segundo, que me acabo de enterar, es el sufrido por Antonio Laje, casualmente ex empleado de Radio 10 y C5N.


"Me llamaron el 20 para que fuera al canal, que querían ver el programa juntos, como si fuera un chico del colegio. Me preguntaron qué había dicho. Y lo único que dije fue que no había luz, conté la realidad de que había cortes. Pregunté dónde estaba el secretario de Energía, con un tono moderado. Me dijeron que era un golpista, que lo que estaba haciendo era "incendiar el país", que lo que decía tenía "otra autoría intelectual". Me dijeron que en el Gobierno había una guerra de inteligencia y que yo estaba del otro lado."  ANTONIO LAJE
Argentina, un país con buena gente. Sí, hay muy buena gente, muchos profesionales capaces, que quieren hacer su trabajo, solo que a muchos no les conviene. Y no es precisamente a los medios imperialistas yankees que atrofian los mecanismos de la libertad peronista de este siglo gracias a la década ganada, sino que el mismísimo titular de AFIP (el mísmo que recomendó que los turistas no visiten países extranjeros) fue protagonista en Brasil de un hecho polémico, del que asegura no tiene nada que ver.

Se nos ríen en la cara. Nos machacan a piacére, sin descanso, con puntadas cada vez más notorias. Hay un modelo que se cae. Hay un pueblo efervescente que quiere ser soberano. Hay zombies programados para seguir convencidos de su ceguera política. Hay de todo. Y lo peor, es que desde la máxima representante de la Nación Argentina, HAY SILENCIO.

Y hay medios, que no forman parte de los "mentirosos" de Clarín, que se olvidan de publicar estas noticias. Seguramente debe haber tanta info que no tienen un pequeño lugar para un despido de uno de sus colegas.


 Recomiendo hacer click en la imágen. En este caso, un medio oficialista cordobés, decidió no publicar información alguna de los recientes despidos ni de las agresiones sufridas por sus propios colegas. Pero hay datos de meses atrás, de un despido por parte de Clarín. ¿Casualidad?


Página 12, el foro oficialista por excelencia de estos días. Exactamente el mismo caso anterior. Pregunto otra vez: ¿Casualidad?

Los medios responden a intereses, eso está claro. Detrás de las palabras escritas por los periodistas que gozan de un sueldo haciendo su trabajo, salvo excepciones, hay intereses. Los medios tienen dueños, a veces afortunadamente, otras veces, y en general, lamentablemente. No puedo hablar por ninguno de los demás periodistas ni de sus trabajos, cada uno es esclavo de sus propias palabras y hechos. Pero les aseguro, que desde mi lugar, el único motivo de mis letras es el amor y devoción al pensamiento crítico, al periodismo que hace pensar y a la busqueda constante de la verdad. Ni SuperMan, ni BatMan, un aspirante a periodista.

Señoras y señores, si Clarín "MIENTE", ¿que verbo les corresponde a estos otros medios?
Si Clarín Miente, los medios oficialistas ocultan, ignoran, o se nos cagan de risa. Es un multiple choice, usted decida. Yo no lo voy a censurar.

Nicolás Leoni