viernes, 9 de octubre de 2015

9 de octubre

Los caprichos del calendario gregoriano indican que un día como hoy, en nuestro sistema de distribución temporal occidental, 9 de octubre, John Lennon nacía en Liverpool en 1940 y Ernesto Guevara de la Serna moría en 1967, en Bolivia. Ambos son estandartes de la lucha por un mundo más justo, sensibles de las más mínimas desigualdades y los sueños más honestos que la humanidad se propuso.
Con distintas armas, el Che y Lennon lucharon por un mundo mejor. Uno desde la política y medicina, haciendo camino al andar, dejando una cómoda situación socioeconómica en su país natal para entregarse a las miserias y desigualdades del continente, y tomar el fusil y la palabra como instrumentos de cambio, generando amores y odios extremos, pero un profundo respeto del pueblo que lo adoptó como propio, y de todo revolucionario y rebelde del mundo, que anhela parecerse un tantico así al ícono.
El otro, un joven que nunca se regaló a las comodidades, que fui fiel a sus sentimientos desde el primer hasta el último suspiro, con su música, sus palabras y su crítica. Le enseñó al mundo que el amor es una realidad, y que aunque muchos no quieran, puede cambiar el mundo. A tanto amor no lo podrían apagar ni siquiera con unos cuantos tiros de un maniático.

Los dos tenían enemigos comunes, y si bien nunca se conocieron, viendo la historia tiempo después, podrían haberlo hecho tranquilamente. Por eso es una fecha en que las coincidencias ponen de manifiesto alguna relación entre dos personajes que cambiaron el mundo, a su manera.